900 11 11 28
Cursos Sanidad »
  • ¿Qué relación existe entre la Actividad Física y el cáncer? Te lo contamos con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que será el próximo lunes 4 de febrero.
  • Conoce nuestra oferta formativa
Compartir: 
 
Imagen Noticia

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que será el próximo lunes 4 de febrero, queremos hablarte en este artículo de la relación existente entre la Actividad Física y el Cáncer; pero antes que nada, te animamos a que leas el post que publicamos sobre Inactividad Física y Cáncer de próstata de este blog, donde hablamos de la importancia de la Actividad Física.

 

En este sentido, podemos definir la Actividad Física como cualquier movimiento que usa los músculos del esqueleto y requiere más energía necesaria que cuando descansa, podríamos incluir el momento del trabajo, ejercicio físico, realizar labores domésticas y las actividades de recreo como caminar, pádel, spinning o natación entre otras muchas.

 

La Actividad Física es algo esencial, y es que por explicarlo de manera sencilla: ¿Qué pasa si ingerimos más calorías de las que consumimos en un día? Si lo mantenemos en el tiempo, producirá obesidad, lo cual está relacionado con mayores riesgos en 13 cánceres diferentes según un estudio de 2016 de Lauby-Secretan y colaboradores.

 

Nosotros, a continuación, según un artículo publicado por World Cancer Research Fund International y el American Institute for Cancer Research en el año 2015, hablaremos de la relación existente entre un grado elevado de actividad física y un menor riesgo de varios cánceres:

  • Cáncer de colon: Es uno de los cánceres que más se estudian en relación a la actividad física, obteniendo resultados tan positivos como en el 2009, a través de un metanálisis dirigido por Wolin y colaboradores, de 52 estudios epidemiológicos, donde se encontró que los individuos más activos físicamente tenían un riesgo 24% menor de cáncer de colon que quienes eran menos activos físicamente. Por otro lado, analizando las actividades físicas que una persona realiza en su tiempo libre a través de 12 estudios prospectivos europeos o estadounidenses, reportaron una reducción del 16% del riesgo al comparar individuos más activos con los que eran menos activos (Moore SC y colaboradores, 2016). Por último, también se ha demostrado que la incidencia de este tipo de cáncer tanto proximal como distal es menor en personas que son más activas físicamente que en quienes son menos activas físicamente (Boyle T y colaboradores, 2012; Robsahm TE y colaboradores, 2013).
     
  • Cáncer de pecho: según un metanálisis del año 2013 con 31 estudios prospectivos donde se analiza la relación entre la actividad física de mujeres y el cáncer de pecho, la reducción promedio del riesgo de cáncer de seno asociado con la actividad física fue del 12% (Wu Y. y colaboradores). Atendiendo al momento de la menopausia en la mujer, las mujeres que aumentan su actividad física después de la menopausia pueden tener un riesgo menor de cáncer de pecho que las mujeres que no lo hacen (Eliassen AH, 2010; Fournier A, 2014).
     
  • Cáncer de endometrio: también son muchos los estudios que han examinado la relación entre la actividad física y el riesgo de cáncer de endometrio, obteniendo por ejemplo tras un metanálisis de 33 estudios, una reducción del 20% en el riesgo de cáncer de endometrio entre las mujeres que practicaban actividad física alta en comparación con las que realizaban actividad física baja (Schmid D, 2015).

 

También hay investigación para otros tipos de cánceres, pero la evidencia en relación a la actividad física es más limitada.

 

Sin embargo, el ejercicio físico, lo que está claro, es que tiene una serie de efectos biológicos en el cuerpo, algunos de los cuales se han propuesto como explicaciones de asociaciones con determinados cánceres, incluyendo:

  • Reducción de concentraciones de hormonas, como la insulina y el estrógeno, y de determinados factores de crecimiento que han sido relacionados con la formación y evolución del cáncer, según un estudio de Winzer BM y colaboradores del año 2011.
  • Ayuda para prevenir la obesidad y la reducción de los efectos nocivos de la obesidad, en particular la formación de resistencia a la insulina.
  • Reducción de la inflamación.
  • Mejora de la función del sistema inmunitario.
  • Reducción del tiempo que permanecen los alimentos en el sistema digestivo, lo que disminuye la exposición a posibles carcinógenos en el tubo gastrointestinal.

 

Pero entonces… ¿Cuánta actividad física realizo?

 

Como vemos en los programas de “Tus 20 minutos saludables” emitidos por MasterD TV, según la Organización Mundial de la Salud se recomienda realizar 150 minutos de actividad física vigorosa a la semana, para que de este modo la actividad física aporte beneficios a la salud. Es por esto que te animamos a que visualices los programas y los pongas en práctica cada día para reducir los riesgos de padecer diferentes tipos de cáncer como los vistos anteriormente.

 

Mucho ánimo y… ¡Todos a entrenar!

 
Sobre el Autor: Equipo Sociosanitario

Foto autor
Equipo docente sociosanitario y servicios

2 respuestas a Actividad física y cáncer

Rebeca 06 de febrero 2019
Muchas gracias por el artículo, la verdad que me anima a tomar más conciencia sobre la importancia de la actividad física para tener una mayor calidad de vida.

MasterD

12 de febrero 2019
Desde luego, aunque sea realizar un poco de actividad física diaria acompañado de una buena alimentación puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida. ¡Buen día Rebeca!

Nuevo comentario:
Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)