Alimentación y cáncer

Alimentación y cáncer

DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER

 

Durante este mes de Febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer. Dentro de este término se incluyen más de 200 enfermedades con características comunes. Según el informe anual editado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) en 2017 los nuevos casos de cáncer en España han sido 228.482 y para 2035 se estima que habrá 315.413 nuevos casos de cáncer.

 

Los tumores más diagnosticados son: el colorrectal, el de próstata, el de pulmón, el de mama, el de vejiga y el de estómago.

 

Desde la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) llevan muchos años trabajando desde su observatorio para logar promover, entre otras muchas, acciones que conciencien sobre la importancia de la prevención. Y dentro de esta prevención se incluye la importancia de adoptar unos hábitos de vida saludables poniendo el foco de atención en lo que comemos y en como lo comemos.

 

Tal y como describe el Instituto Nacional del Cáncer (NIH) la prevención consiste en las medidas que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de enfermar de cáncer y estas son:

  • Cambios en la alimentación y el estilo de vida.
  • Identificación temprana de afecciones precancerosas. Las afecciones precancerosas son afecciones que a veces se convierten en cáncer.
  • Quimioprevención (medicamentos para tratar una afección precancerosa o evitar que el cáncer aparezca).
  • Cirugía para disminuir los riesgos.

 

¿Qué cambios podemos realizar en nuestra alimentación para ayudar a prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer?

La dieta mediterránea sigue siendo la dieta idónea para mejorar nuestro estado de salud y para prevenir la aparición de muchas de las enfermedades que afectan a la población. En los últimos tiempos se han sumado otras recomendaciones que hablan en términos muy similares: La pirámide nutricional Australiana y el Plato saludable de Harvard.

 

Todas ellas coinciden el realizar las siguientes recomendaciones:

  • Consumo abundante de frutas frescas y verduras frescas.
  • Aporte elevado de legumbres, que poseen un alto contenido en fibra y proteínas y bajo contenido en grasas. 
  • Aporte importante de cereales integrales e hidratos de carbono, suponiendo aproximadamente más del 60% de la energía total ingerida, con bajo o nulo consumo en azúcares simples.
  • Elaboración de los platos con aceite de oliva, que proporcionan grasas monoinsaturadas y vitamina E (importante antioxidante). 
  • Consumo de pescado azul por encima del pescado blanco.
  • Consumo de carnes de ave por su bajo contenido en grasas.
  • Bajo consumo en carne roja.

 

Esperamos que estas recomendaciones os resulten útiles y os ayuden a mejorar vuestra salud.

 

1 respuesta a Alimentación y cáncer

12 de febrero del 2019

¡Súper interesante el artículo Angelines! Gracias por compartir la información, ¡enhorabuena! :)

RESPONDER
Nuevo Comentario
Share Icon

Comparte esta página: